Maratón de Tokyo 2015 – La crónica

Tercer maratón y tercera crónica. Ya os adelanto que, sin duda, ha sido la mejor experiencia de maratón hasta el momento… espero que también sea la mejor crónica y que os guste. Un poco larga sí que será, porque tengo bastantes cosas que contar.

Para empezar y, aunque se salga un poco del tema, quiero recomendaros Tokyo como destino. Estuvimos una semana haciendo turismo antes de la carrera, la segunda visita a esta ciudad, y no deja de sorprender. Como estas vacaciones darían para un post turístico por sí solo, mejor lo dejo y voy a grano (pero tenéis que ir).

La feria del corredor:

La feria del corredor se celebra desde el Jueves (dura 3 días) en el Tokyo Big Sight, que es también la zona de meta de la carrera. Es un complejo con bastantes pabellones, y con una organización tipo IKEA (ruta dirigida) que no da opción a perderte o equivocarte.

Entrada Expo

Entrada a la Expo

Lo primero es recoger el dorsal, bolsa de corredor y comprobar que el chip funciona. La bolsa del corredor es la que habrá que llevar obligatoriamente el día de la carrera para para poder dejarla en los camiones. La zona de recogida de dorsales y comprobación de chip:

2015-02-19 12.24.06 2015-02-19 12.27.30

Una vez recogida la bolsa con el dorsal y el chip, se pasa a la zona de exposición, donde la organización y todo tipo de marcas (no sólo los patrocinadores) tienen su zona de exposición y merchandising.

Allí te puedes pasar el día entero (es enorme, mucho más que las de Toronto o Valencia)… os dejo unas fotos con el despliegue de expositores y ‘personajes’ que te puedes encontrar en la Expo:

2015-02-19 13.58.08 2015-02-19 13.41.55

2015-02-19 13.41.49 2015-02-19 13.41.41 2015-02-19 13.09.35 2015-02-19 13.07.15 2015-02-19 13.01.59 2015-02-19 13.01.54

Y este soy yo, en la linea de meta con el record de la prueba… 😉 Y luego celebrandolo con los superhéroes:

2015-02-19 12.54.14 2015-02-19 13.42.53

Mención especial para la zona de ASICS, con un espacio sólo para los más de 130 modelos (sí, habéis leído bien) de camisetas conmemorativas del Maratón 2015:

2015-02-19 13.09.24

Día de la carrera – La salida:

El día de la carrera me levanto sobre las 6:15, unas 3 horas antes de la carrera. Hay que desayunar muy bien y con suficiente tiempo: Zumo de naranja, 2 plátanos y 6 barritas de cereales (espaciandolas durante el camino a la salida). Toca vestirse e ir a la salida:

2015-02-21 21.27.16

La salida está en el “Tocho” (el gobierno metropolitano de Tokyo),  muy cerca del apartamento, apenas a 1 parada de metro. Confieso que estaba un poco preocupado por llegar a mi puerta de entrada (cada dorsal tiene una zona asignada, de la A a la K), con lo que el día de antes fuimos a ver la zona. Y no porque en el libro del corredor no lo expliquen bien, sino porque temo una multitud en el metro, calles cortadas, etc., y no quiero que me pille el toro. Nada más montar en el metro se acaba la preocupación: Desde que te bajas del tren hay un voluntario con un cartel en cada bifurcación posible, enviando a los corredores al camino que les corresponde. Desde el interior de la estación de metro de Shinjuku (la estación más concurrida del mundo!!!) y pasando por todas las calles hasta mi entrada, llegué a contar unos 20 voluntarios con carteles en cada cruce o duda posible. Imposible perderse.

Llego a mi puerta de entrada (la E) y apenas hay colas para pasar los arcos de seguridad (en los laterales podéis ver los baños portátiles, que están por todas partes en la zona de salida):

2015-02-22 07.28.19 2015-02-22 07.30.39

Una vez pasado el control, hay que ir al camión que tienes asignado en tu dorsal para dejar la mochila. En mi caso, el 81. Fijaos la cantidad de camiones (yo no alcanzaba a ver el final) y la ausencia de filas en el mío:

2015-02-22 07.32.15 2015-02-22 07.32.23 2015-02-22 07.39.42 2015-02-22 07.33.36

Ya he dejado la mochila, y queda 1:30 para la salida…. así que toca seguir comiendo las pocas barritas que me quedan, ir bebiendo agua e ir al baño antes de ir al cajón E. Los baños son el único sitio en el que hago fila, pero apenas 1 minuto. Así que me planto una hora y cuarto antes de la salida con todos los deberes hechos. Como apenas hay sitio para calentar en la zona pre-cajones, decido ir hacia la puerta de mi cajón: Aprovechando que he llegado pronto podré estar de los primeros (para variar) y me da igual esperar en un sitio que en otro. La parte positiva es que, efectivamente, llegué de los primeros. La negativa es que, de haber esperado más, hubiera hecho otra visita al baño (no tuve que parar en carrera, pero tampoco hubiera estado de más). Aquí las fotos de la zona de mi cajón… al fondo, a unos 400m. estaba la linea de salida:

2015-02-22 08.08.34 2015-02-22 08.08.41

Y la vista por detrás (curva a la dcha. para seguir con el final del cajón E y el resto de zonas hasta la K):

2015-02-22 08.08.12 2015-02-22 08.08.52

Y para acabar la pre-carrera, os dejo un breve vídeo grabado aproximadamente 1 hora antes de la salida (sobre las 8:00 de la mañana), el tiempo que estuve en mi “cajón” a unos 5 grados, y casi sin poder calentar (perdón por la calidad):

A las 9:10 en punto y, tras el himno de Japón, se da el pistoletazo de salida con las escopetas de confeti, dejando un momento espectacular:

salida-de twitter2 via @wmajors

(Estas 2 últimas fotos vía https://instagram.com/p/zbZgp4qc0R y https://twitter.com/wmmajors)

La carrera:

Con tal despliegue organizativo, no es de extrañar que la salida sea de lo más fluido. En apenas un momento, paso por al lado del palco y la linea de salida. Aún cae algún confeti, y los ponchos de plástico siguen volando hacia las aceras, como desde más o menos 15 minutos antes de empezar. Desde el primer momento todo el mundo hemos empezado corriendo y, a los 300m., ya puedo coger el ritmo sin ningún problema de multitudes. Increíble.

Ya desde el principio veo que algo pasa con el pulsómetro. Vale que hace frío, y vale que es la salida de mi primer Major, pero no es posible que esté en más de 160ppm; ni que en el km. 4 me suba a unos 170. Y de ahí en adelante subiendo poco a poco para no bajar de 180ppm desde el km. 29. Obviamente, imposible.

Lo mismo pasa con el pacer: La pantalla con la que pienso hacer la carrera me muestra el ritmo medio (además de crono y pulsaciones). Para hacer 3:45 (mi objetivo) debo ir a unos 5:20/km… y enseguida veo que alcanzo un ritmo inferior, yendo tal y como pensaba, no más deprisa.

Total, que enseguida me doy cuenta de que no voy a poder confiar en la referencia del Suunto. Me ha ido a fallar por primera vez en la carrera más importante.

Bueno, tras este rollo del relojico, vamos a la carrera de verdad. Los primeros kilómetros son tirando hacia abajo por las calles principales de Shinjuku. Desde el primer momento me doy cuenta de lo espectacular que va a ser el recorrido. Y también de la cantidad de asistencia que hay: Baños cada par de kilómetros (eso sí, con bastante cola en los primeros… se deja notar esa hora que hemos estado todos esperando en los cajones), agua/sales cada 5km. mínimo (y con mesas abundantes, sin agobios), lo mismo que puestos de asistencia médica. Además de policía y médicos corriendo con nosotros.

Salgo relativamente suave, conteniendo y, sobre todo, disfrutando del recorrido. Esta vez sí que estoy convencido de ir a más en la carrera, hay tiempo de sobra para apretar. Lo mismo con la comida y la bebida: Lo voy a hacer mejor y me obligo a tomar un gel y a beber cada 5km. Me sienta de maravilla y veo que voy poco a poco a más.

Las avenidas son enormes, con muchos kilómetros que te permiten cruzarte con los que van varios kms delante o detrás tuyo. Y el asfalto está en perfecto estado, nada que ver con otras ciudades.

Paso el medio maratón en 1:59:20 (oficial)… según mi reloj en este punto llevo ya casi 23km., y mi tiempo neto en el 21k está sobre 1:54, bastante ajustado a lo que pensaba. Sigo disfrutando de la carrera, y ahora se acerca el km. 23, que es el primer punto en el que me espera para verme Ana. Voy pasándolo cerca de la valla, pero no logramos vernos, y no porque haya muchísima gente. Se puede conseguir un sitio de espectador en primera fila sin problemas, pero aún así nos despistamos y no nos vemos (Nota mental: En la siguiente, llevar una camiseta bastante más llamativa 🙂 ). Habrá que esperar al 33, el siguiente punto donde habíamos quedado en vernos.

La carrera sigue y estoy disfrutando como un enano, con gel+agua cada 5km., contemplando el centro de Tokyo desde una posición privilegiada y sintiéndome bastante fuerte. Voy apretando cada vez más, y pasado el 30 adelanto a las liebres de las 4 horas (que, sorprendentemente para mí, me habían adelantado en el km. 3. Salí por delante de ellas, y no entiendo muy bien lo rápido que me adelantaron y que tiraban de la gente nada más empezar).

Llega el 33 y, esta vez sí, veo a Ana: Me paro un momento y nos hace muchísima ilusión, sobre todo después de haberla pifiado en el 23 . Ahora sí que se puede decir que voy fuerte, son mis mejores kilómetros y voy aprovechando la fuerza que había ido guardando. Sobre el 39, llegando a Odaiba, ya noto que no puedo mantener el mismo ritmo, pero aún así voy bastante bien, adelantando a muchísima gente (lo que da mucha moral) y en tiempo del objetivo. Ya no queda nada. Justo en el 42, cuando enfilas la recta final, hay unos arcos que te dicen que sólo quedan 195 metros: Parece una tontería, pero es el empujón final que te ayuda a llegar, casi casi esprintando, y comprobando que voy a bajar de 3:45!!!!: 3:44:38, mi mejor marca!!!

Cruzar la meta es una alegría inmensa, con la sensación de haber hecho algo grande, de haber tenido la suerte de correr en un escenario inigualable. Por eso también da un poco de pena que se acabe, pese a estar muy muy contento por el logro.

Nada más pasar la meta vuelve el despliegue de voluntarios: En sucesivos puestos a modo de ‘meta’ que cruzar,  y con muchísimo espacio, vas recibiendo la toalla de ‘finisher’, la medalla, agua, sales, fruta, spray para las piernas (con la correspondiente zona de sillas para aplicarlo, y los bidones de reciclaje para tirarlo), siempre entre aplausos, choques de mano y abrazos de voluntarios, que casi al unísono van diciendo a cada uno “Congratulations!”, con una enorme sonrisa. Siguiendo la ruta para corredores, se entra en los pabellones del Tokyo Big Sight. Todo entre aplausos continuos de los voluntarios, que están por todas partes. Allí recojo la mochila, sin hacer ninguna fila, y me dirijo a la enorme zona que nos dejan para cambiarnos de ropa. Una vez cambiado, al punto de encuentro familiar, sub-zona 6 (como veis, es imposible perderse o equivocarse), donde había quedado con Ana, que está todavía pasando por el control de seguridad. Y allí ya, la foto de rigor!!:

2015-02-22 13.47.09

Resultados:

En este enlace tenéis mis tiempos a lo largo del recorrido (pongo también la imagen por si el enlace deja de funcionar en algún momento. Haced click para verla más grande):

tiempos web

Según estos datos, los primeros 5km. los hice a 5:36/km, mejorando en cada ‘vuelta’ de 5km. casi casi hasta el final:

0-5km: 5:36 min./km.

5-10km: 5:30 min./km.

10-15km: 5:30min./km.

15-20km: 5:21min./km.

20-25km: 5:18min./km.

25-30km: 5:11min./km.

30-35km: 5:00min/km. (mi mejor parcial, del km. 30 al 35)

35-40km: 5:07min./km.

40-fin: 5:14min./km.

Una media de 5:19min/km., para un tiempo de 3:44:38. Muy contento con mi mejor marca y, sobre todo, porque acabé más fuerte que en ningún maratón anterior.

Lo que se dice una ‘carrera en positivo’, siempre muy recomendable: La primera mitad más lenta que la segunda. Y, sobre todo, acabando fuerte (ya firmaría con acabar todos mis maratones a 5:14 desde el 40 hasta el final). Algunos datos más de los resultados oficiales:

Puesto general: 6181 (de 34063 finalizados)

Puesto en categoría masculina: 5466 (de 26836 finalizados)

Puesto en categoría de edad (35-39 años): 983 (de 5081 finalizados). De esta es para estar especialmente orgulloso, corriendo con 39 años y 360 días 😉

Puesto en nacionalidad: 67 (de 134 finalizados). Los españoles éramos nada menos que la 6ª nacionalidad en nº de participantes… me parece increíble.

Conclusiones:

– El maratón de Tokyo es el mejor que he corrido. Por organización, recorrido, espectacularidad… no creo que haya otro igual. Espero poder correr alguna vez otros maratones famosos (quizás los 6 Majors?), pero de verdad que no creo que se acerquen a lo que he vivido en Tokyo.

– Hacer un maratón en positivo, con la segunda media más rápida, es una buena decisión. Los corredores expertos seguro que ya lo sabíais, pero comprobarlo de nuevo esta vez (mucho mejor que en Toronto o Valencia) me convence por completo. Y acabar con fuerzas es lo mejor que te puede pasar para pensar en el siguiente reto con muchas ganas 🙂

– Correr 3 maratones en menos de 10 meses (Toronto, 4 de Mayo 2014; Valencia, 16 de Noviembre 2014; Tokyo, 22 de Febrero 2015) no es lo que recomiendan los expertos ;). Pero mi experiencia ha sido muy positiva, y en cada uno de ellos he disfrutado y aprendido bastante de cómo afrontar esta carrera. A partir de ahora, lo dejaremos en 2 por año, como máximo, porque quiero seguir corriendo maratones muchos años más.

– El entrenamiento del invierno en Zaragoza, duro e intenso, ha sido lo que me ha permitido bajar mi marca en casi 15 minutos. Y aquí tienen gran parte de culpa en este éxito los entrenadores de RunningZGZ, y en especial @el_trinkel. Y, desde luego, todos los compañeros de fatigas en los entrenamientos… así que, gracias a todos!!!

Y ya que estamos con agradecimientos, sí que quiero acabar acordandome y dando las gracias a Ana y a Rodrigo, por la comprensión y la paciencia de ver a su marido/su papá salir a correr a la hora de cenar (!?) durante todo este largo invierno, incluyendo las mañanas de fines de semana (a la hora del desayuno!?). Así que un beso muy grande y gracias por entender esta afición de los 40! … Prometo seguir trayendo medallas para la colección!

Bueno, pues ya está… no me digáis que no os entran ganas, aunque sean unas pocas, de ir a correr a Tokyo, eh?

PD. No aguantaba más y he escrito el post sin que hayan salido las fotos oficiales de la carrera. Saludé en muchas ;)))) así que espero publicar otro post con reportaje fotográfico en cuanto las tenga.

PDD. Os recomiendo también el artículo de Juan Fornielles en El Mundo.

Anuncios

4 comentarios en “Maratón de Tokyo 2015 – La crónica

  1. Pingback: Maratón de Zaragoza 2015 – La crónica | maratonalos40

  2. Que gran crónica si señor! yo estoy pendiente de que abran este próximo mes de agosto el sorteo para intentarlo. Es un sueño poder participar en Tokyo 2017. Y mas, tras leer una fantástica crónica como la tuya. Enhorabuena por tan buena carrera!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias David, me alegro de que te haya gustado! A ver si tienes suerte en el sorteo, a mi me tocó el segundo año en que participé… y la verdad es que merece la pena, es una carrera que no se olvide. Suerte y ya me contarás qué tal el sorteo!!!

      Me gusta

  3. Pingback: Maratón de Chicago 2016 – La crónica | maratonalos40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s