La preparación del Maratón: Experiencias de un amateur

Hola de nuevo!!

Aprovechando que os quería actualizar sobre la preparación para Chicago (ya en la recta final), y cómo había sido todo el verano de entrenamientos, he pensado que era buena idea explicar un poco más y contaros mi experiencia sobre “cómo preparar un maratón”, por si a alguien le puede servir. Espero que sí.

Antes de nada, quiero remarcar que sólo es un conjunto de experiencias propias, sacadas de preparar el próximo maratón de Chicago (y de lo que he aprendido de los 4 anteriores), y no consejos o recomendaciones: Lo mejor es que sigas las recomendaciones y consejos de tu entrenador y tu plan, y que simplemente tomes lo que cuento aquí como una ayuda más para poder llevar el plan de un experto de la mejor manera posible. Bueno, pues allá voy:

Antes de nada, lo más obvio y que no se nos debe olvidar: Si corremos un maratón es porque 1) queremos y 2) estamos preparados. No es el ‘siguiente paso’ si has hecho una Media, o no es lo que se espera si llevas mucho tiempo corriendo, ni una prueba de ‘a ver de lo que soy capaz’… Tiene que ser algo que realmente te apetezca, no lo que hacen otros y, de alguna manera, te sientes obligado a hacer. Por ejemplo, en el momento de escribir este post, sólo he corrido una 10k y 3 medias maratones… pero resulta que, cuando corrí mi primer maratón, con una preparación completamente autodidacta (no recomendable), me encantó la distancia y supe desde ese momento que esas eran las carreras que quería hacer (y voy a por el 5º), sabiendo que también hay muchas otras (y muy chulas). Nada más que porque te apetezca…. y siempre estando preparado: Deberías estar en una buena forma, idealmente habiendo seguido un plan con un entrenador que sepa lo que hace, y habiendo pasado un chequeo con prueba de esfuerzo, a modo de precaución. Como se dice, “un maratón no son 2 medias seguidas….”: Es algo más.

Lo más importante y, seguramente, lo más complicado de la preparación de un maratón es que es una preparación larga. En mi caso, ha sido un plan de 4 meses. Y durante todo ese tiempo hay que ser disciplinado y constante, ir paso a paso y no emocionarse demasiado cuando los entrenamientos salen bien ni desmotivarse cuando ocurre lo contrario. En 4 meses, el tiempo durante la preparación va a ser duro (a no ser que tengas la suerte de vivir en Canarias): Calor, si tu maratón es en Otoño, o frío, si va a ser en Primavera. Es algo que mejor lo asumes desde el principio, que va a ser largo, duro, y muchos días no te va a apetecer salir. Pero te aseguro que eso se pasa tras las primeras zancadas… y, conforme pasa el tiempo, al ver los frutos del entrenamiento.

También hay que confiar y ser disciplinado con el plan. De nada nos sirve tener un plan si no lo seguimos. Recuerdo que en las primeras preparaciones, se me hacía raro no tener tiradas de más de 2hrs.15min., o limitar los kms. a ritmo objetivo a la horquilla 21-25km…. Esperaba más ‘caña’ (“¿Cómo sé si voy a llegar al 42?…¿Cómo voy a estar en el 35?”). La experiencia te lleva a darte cuenta de que los entrenamientos clave son todos, el conjunto en sí mismo: Las cuestas, los acondicionamientos, los rodajes LENTOS, las series, los fartlecks… Todo eso, mezclado y organizado por un experto, va a hacer que estés muy bien preparado. Tienes que confiar en el plan (sobre todo, si eres novato y todavía no has comprobado con tu primer maratón que realmente funciona), y saber que has hecho lo correcto para afrontar la carrera con garantías. Tampoco hay que obsesionarse con seguirlo al 100%. Todos nos hemos saltado algún entrenamiento, y no pasa nada (más vale eso que hacerlos todos, pero mal o incompletos).

Durante este tiempo, irás también entrenando mentalmente, tanto si tu objetivo es simplemente acabar (lo más realista si es el primer maratón, incluso si estás en una forma espectacular) o bien si lo que quieres es mejorar tu marca. Tienes que hacerte a la idea de que en la carrera, llegará un punto en el que lo pasarás mal…. lo ideal es que trabajes para que ese momento llegue lo más tarde posible.

Practica mucho el escenario de carrera que puedes controlar. Me explico: Haz los tests largos a ritmo, incluso los rodajes lentos, con la ropa que vayas a llevar en carrera. No estrenes nada el día D. Prueba antes los geles. Corre algún rodaje con un botellín de agua en la mano (si lo piensas hacer en la carrera). Ponte vaselina. Practica también el desayuno del día D. Yo corro siempre con gorra y gafas de sol: En 42 kms. el sudor, el sol o la lluvia pueden llegar a ser un problema. Visualiza la carrera en tus rodajes, cuándo vas a alcanzar tu ritmo objetivo, cuándo puedes relajarte, dónde va a estar tu familia o amigos viéndote, cuándo se pasa por las zonas más bonitas… y ves marcándote esos pequeños hitos. No conozco a nadie que haya pasado frío en un Maratón. Quizás al principio pero, a no ser que sea una carrera extrema en el Polo (o tengas muy mala suerte con el tiempo), es complicado que tras unos kms. corriendo tengas frío. Así que pantalón y camiseta.

Y para acabar, os comento alguna ayuda que a mi me sirve en carrera, y que he ido ‘depurando’ tras 4 maratones:

  • Desayuna con tiempo, talento y sentido común. Si lo que te dicen o lees en internet o las revistas de running que es lo adecuado te suena a chino, ni se te ocurra desayunarlo por primera vez el día de la carrera: Si no lo has comprobado antes (en un test largo a ritmo de esos de los Domingos), es una papeleta para que te siente regular.
  • Cena bien y no te obsesiones con irte a la cama pronto. No vas a descansar tan bien como quisieras (el cerebro no te va a dejar). Déjate la ropa y todo preparado (es más fácil olvidarse algo por la mañana).
  • El día de la carrera, sal con tiempo. Apurar un poco en la cama no va a servir para descansar más y, a no ser que el maratón sea en tu ciudad y tengas controladísimo el tema de llegar, taquillas, baños y cajones, algún imprevisto puede surgir seguro.
  • Nunca te olvides de ir al baño antes de la carrera. Y si no sabes si has ido, por eso de los nervios de buscar tu cajón, pues vas. Mejor 2 veces que ninguna.
  • Lo repito otra vez: Vas a pasarlo mal SEGURO. En el km. 40 ninguno estamos para fiestas. Por eso, piensa que todos los demás van igual o peor que tú. Te lo aseguro. Tanto los que te adelantan como los que adelantas. Todos. Unos van más deprisa y otros más despacio, pero todos vamos sufriendo. Visualízate entrando en meta (y no llores de alegría o sufrimiento, corres el riesgo de hiperventilar. Centradico en correr). Piensa en esos 4 meses. Eso sí que ha sido duro.
  • Siempre, siempre, siempre hay tiempo para forzar el ritmo. Si te sientes fuerte en el 21, guarda. Si te sigues sintiendo fuerte en el 30, sigue guardando. Si todavía te queda fuerza para apretar en el 35, pruébate: Y ten en cuenta que 7 kms de sufrimiento es MUCHO tras haber corrido 35.

Bueno, el día 9 de Octubre correré mi 5º maratón en Chicago. Creo que se nota las ganas que tengo. A la vuelta os cuento mi experiencia.

Os dejo con un vídeo al que le tengo un especial cariño (por eso de ser el que veía los meses antes de correr mi primer maratón) y con la banda sonora de “This is your day”, para que la disfrutéis los que lleváis cascos en los rodajes.

https://jasonlytle.bandcamp.com/album/this-is-your-day-original-soundtrack

Un abrazo!

 

Anuncios

6 comentarios en “La preparación del Maratón: Experiencias de un amateur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s