Behobia 2016 – La crónica

“La Behobia es esa carrera que ocurre en Otoño, normalmente tras el maratón del año, y que se convierte en una excusa perfecta para acercarte un fin de semana a disfrutar de San Sebastián”.

Hola de nuevo! Aquí estamos otra vez para contar una nueva carrera, una de las pocas que he repetido. Ya es la segunda vez en la que la Behobia tiene para mí la definición con la que empieza este post, y no digo que vaya a ser la última.

Así que, por segundo año consecutivo, con familia y amigos nos fuimos a pasar el finde en San Sebastián y, ya de paso, a correr la Behobia. Lo más representativo de esta carrera es su particular ‘feria del corredor’ del Sábado…. ni Tokyo ni Chicago pueden competir con esto:

El ambiente en San Sebastián el fin de semana de la Behobia es espectacular, y eso que este año el tiempo era más acorde con el que se espera del sitio y la época: Lluvia no muy fuerte pero casi constante. Así que las calles no estaban tan llenas como el año pasado, pero sí los bares. Como ya tenía el dorsal, no había más obligación que disfrutar de la ciudad, y así lo hicimos.

Mi objetivo para la carrera, tras más de un mes de descanso total después de Chicago, era volver a sentirme corredor. Poder hacer una carrera disfrutando, con la sonrisa puesta, y comprobar que lo de Chicago había sido un accidente (eso es lo que realmente quería, asegurarme hacer una carrera de 20k al ritmo que fuera, pero acabando contento).

Este año salía en un cajón bastante bueno, el primero de los rojos (gracias a la marca de Lisboa), así que tocó madrugar y, sobre todo, buscar un refugio en la zona de salida en Irún, porque había momentos en los que la lluvia era fuerte. Os dejo el pequeño vídeo que grabé en la zona de salida (y así podéis comparar el cambio de tiempo respecto al año pasado):

Este año hay menos fotos en la crónica… con la lluvia había que tener la tecnología a buen recaudo (no, no llevo una Go Pro a las carreras).

Afortunadamente no diluvió, y se quedó un día estupendo para correr (esto lo sé ahora, pero justo antes de la salida cayó un buen chaparrón que hacía presagiar lo peor). La salida es muy fluida. El reparto en oleadas está perfectamente pensado y gestionado, y además los corredores hacemos caso del cajón que nos toca, así que es una salida de lo más tranquilo y fluido.

Con la mente en la carrera del año pasado (en la que salí muy ‘alegre’ y el primer puerto me puso en mi sitio…) y, sobre todo, con la prudencia tras la pájara de Chicago y sin haber entrenado desde entonces, salí guardando más que en condiciones normales. La idea era poder bajar Miracruz con la máxima fuerza posible y entrar en Donosti alegre, para acabar con buen gusto.

Creo que todos los participantes enseguida nos dimos cuenta de que era un día de los buenos, de los de disfrutar de la carrera, del público, de la temperatura ideal y, el que tuviera fuerza, poder hacer marca. Yo iba guardando bastante (sobre todo en los puertos), para poder acabar contento, pero a la vez me iba encontrando muy bien y con fuerzas, casi clavando el ‘ritmo objetivo Chicago’ (4:45min/km) sin querer … hay que ver cómo lo recuerda el cuerpo, esos 4 meses entrenando con ese ritmo objetivo.

De nuevo Rentería es un punto clave de la carrera, con todo el público animando y la penúltima cuesta importante del recorrido. Ahí ya me di cuenta de que iba lo suficientemente bien como para tratar de apretar un poco hasta la meta. Ya no pensaba en quedarme sin fuerzas (y, total, si pasaba, tampoco quedaba tanto) y, sobre todo, estaba disfrutando un montón y me apetecía tratar de correr más deprisa. Así que de ahí al final sí que lo di todo (el alto de Miracruz duro, como siempre), y logré entrar fuerte en San Sebastián y hasta la meta. Como el año pasado, a la altura del Kuursal estaban Ana, Rodrigo y los amigos… y ese es el empujón final que te lleva hasta la meta.

La verdad es que no esperaba hacerlo tan bien, pero logré acabar en 1:32:32 … casi 6 minutos mejor que el año pasado!! Así que super contento, pero sobre todo por haber disfrutado de nuevo corriendo. Quiero acabar todas las carreras con la misma alegría con la que acabé esta, haga el tiempo que haga. Aquí los parciales de la carrera y alguna foto:

Ah, y se me olvidaba…. la verdadera ‘medalla’ post carrera (2º de 5 platos ;):

De aquí a final de año toca básicamente descansar. Seguir saliendo a correr por gusto, sin días concretos, sin plan de entrenamiento, ni ritmos ni nada…. hasta que empiece a picar al gusanillo otra vez con algún objetivo para 2017. Ya os lo contaré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s