Temporada 2017 en marcha

Mucho tiempo sin dar señales de vida por aquí, pero no penséis que he dejado de darle a la zapatilla, ni mucho menos.

Después de Chicago, estuve descansando todo el invierno de planes y entrenamientos serios. Así que he aprovechado para aprender a nadar, que falta me hacía. Y no, no me voy a pasar a triatlón, como me pregunta mucha gente. Ni triatlón ni carreras de montaña, al menos de momento. Pero ha sido un invierno muy tranquilo, diferente y muy recomendable para desconectar de correr (sobre todo de planes estrictos y carreras).

En Abril empecé un poco de pretemporada, corriendo la 10k de Zaragoza, para recordar mi primera carrera, allá por el 2013. Y ya entonces dándole vueltas a qué maratón tocaría este año (dado que en ningún sorteo de Majors había tenido suerte esta vez).

Y el de este año será en Amsterdam, el 15 de Octubre. De nuevo, y ya van 3 años, esto implica estar todo el verano entrenando con el plan, que exige bastante y no es sencillo, pero es lo que nos toca. Afortunadamente lo estamos haciendo en grupo con los amigos de @runningzgz, así que está siendo de lo más agradable.

Después del maratón, como siempre desde hace 2 años, a la Behobia. Y así se acabará el año, seguramente con la carrera ESIC y la San Silvestre. Casi casi calcado al del año pasado.

Así que ya veis que seguimos corriendo. Nos vemos por aquí muy pronto!

 

Anuncios

Behobia 2016 – La crónica

“La Behobia es esa carrera que ocurre en Otoño, normalmente tras el maratón del año, y que se convierte en una excusa perfecta para acercarte un fin de semana a disfrutar de San Sebastián”.

Hola de nuevo! Aquí estamos otra vez para contar una nueva carrera, una de las pocas que he repetido. Ya es la segunda vez en la que la Behobia tiene para mí la definición con la que empieza este post, y no digo que vaya a ser la última.

Así que, por segundo año consecutivo, con familia y amigos nos fuimos a pasar el finde en San Sebastián y, ya de paso, a correr la Behobia. Lo más representativo de esta carrera es su particular ‘feria del corredor’ del Sábado…. ni Tokyo ni Chicago pueden competir con esto:

El ambiente en San Sebastián el fin de semana de la Behobia es espectacular, y eso que este año el tiempo era más acorde con el que se espera del sitio y la época: Lluvia no muy fuerte pero casi constante. Así que las calles no estaban tan llenas como el año pasado, pero sí los bares. Como ya tenía el dorsal, no había más obligación que disfrutar de la ciudad, y así lo hicimos.

Mi objetivo para la carrera, tras más de un mes de descanso total después de Chicago, era volver a sentirme corredor. Poder hacer una carrera disfrutando, con la sonrisa puesta, y comprobar que lo de Chicago había sido un accidente (eso es lo que realmente quería, asegurarme hacer una carrera de 20k al ritmo que fuera, pero acabando contento).

Este año salía en un cajón bastante bueno, el primero de los rojos (gracias a la marca de Lisboa), así que tocó madrugar y, sobre todo, buscar un refugio en la zona de salida en Irún, porque había momentos en los que la lluvia era fuerte. Os dejo el pequeño vídeo que grabé en la zona de salida (y así podéis comparar el cambio de tiempo respecto al año pasado):

Este año hay menos fotos en la crónica… con la lluvia había que tener la tecnología a buen recaudo (no, no llevo una Go Pro a las carreras).

Afortunadamente no diluvió, y se quedó un día estupendo para correr (esto lo sé ahora, pero justo antes de la salida cayó un buen chaparrón que hacía presagiar lo peor). La salida es muy fluida. El reparto en oleadas está perfectamente pensado y gestionado, y además los corredores hacemos caso del cajón que nos toca, así que es una salida de lo más tranquilo y fluido.

Con la mente en la carrera del año pasado (en la que salí muy ‘alegre’ y el primer puerto me puso en mi sitio…) y, sobre todo, con la prudencia tras la pájara de Chicago y sin haber entrenado desde entonces, salí guardando más que en condiciones normales. La idea era poder bajar Miracruz con la máxima fuerza posible y entrar en Donosti alegre, para acabar con buen gusto.

Creo que todos los participantes enseguida nos dimos cuenta de que era un día de los buenos, de los de disfrutar de la carrera, del público, de la temperatura ideal y, el que tuviera fuerza, poder hacer marca. Yo iba guardando bastante (sobre todo en los puertos), para poder acabar contento, pero a la vez me iba encontrando muy bien y con fuerzas, casi clavando el ‘ritmo objetivo Chicago’ (4:45min/km) sin querer … hay que ver cómo lo recuerda el cuerpo, esos 4 meses entrenando con ese ritmo objetivo.

De nuevo Rentería es un punto clave de la carrera, con todo el público animando y la penúltima cuesta importante del recorrido. Ahí ya me di cuenta de que iba lo suficientemente bien como para tratar de apretar un poco hasta la meta. Ya no pensaba en quedarme sin fuerzas (y, total, si pasaba, tampoco quedaba tanto) y, sobre todo, estaba disfrutando un montón y me apetecía tratar de correr más deprisa. Así que de ahí al final sí que lo di todo (el alto de Miracruz duro, como siempre), y logré entrar fuerte en San Sebastián y hasta la meta. Como el año pasado, a la altura del Kuursal estaban Ana, Rodrigo y los amigos… y ese es el empujón final que te lleva hasta la meta.

La verdad es que no esperaba hacerlo tan bien, pero logré acabar en 1:32:32 … casi 6 minutos mejor que el año pasado!! Así que super contento, pero sobre todo por haber disfrutado de nuevo corriendo. Quiero acabar todas las carreras con la misma alegría con la que acabé esta, haga el tiempo que haga. Aquí los parciales de la carrera y alguna foto:

Ah, y se me olvidaba…. la verdadera ‘medalla’ post carrera (2º de 5 platos ;):

De aquí a final de año toca básicamente descansar. Seguir saliendo a correr por gusto, sin días concretos, sin plan de entrenamiento, ni ritmos ni nada…. hasta que empiece a picar al gusanillo otra vez con algún objetivo para 2017. Ya os lo contaré…

Behobia 2015 – La crónica

Tenía muchas ganas de correr mi primera Behobia, y no me defraudó en absoluto. Todo lo que dicen sobre que es una fiesta del atletismo popular es absolutamente cierto, empezando ya desde el Sábado, víspera de carrera, en San Sebastián, con multitud de gente con la camiseta puesta y disfrutando de la gastronomía local.

Afortunadamente pude recoger el dorsal una semana antes en Zaragoza, y el Sábado cambiamos la clásica feria del corredor por esta otra:

La "feria del corredor"

…y pudimos disfrutar de esta preciosa ciudad:

San Sebastián desde Igueldo

El Domingo pude coger el tren muy pronto, para estar un rato en la zona de salida disfrutando del ambiente, que es superanimado. Por cierto, una recomendación: Si vais con tiempo de sobra, os recomiendo ir andado desde la estación de Renfe/Euskotren a la zona de salida, así podéis pasear por Irún y veis el ambiente que hay (incluso desde muy temprano) en bares y casas, fuera de la propia zona de salida.

Alguna foto llegando a la salida:

IMG_20151108_092813

La salida de las bicis:

IMG_20151108_092123 IMG_20151108_092031

La zona de calentamiento:

IMG_20151108_092827 IMG_20151108_093121 IMG_20151108_094122

Hidratación “behobia style”:

IMG_20151108_093742

Y un vídeo de esa zona, justo antes de calentar e ir a mi cajón:

Ya llegando a mi cartel de salida:

IMG_20151108_100123 IMG_20151108_100538

 

La carrera en sí misma no tiene demasiado que contar esta vez: Salí muy alegre porque me encontraba bastante descansado (apenas sin correr desde el Maratón de Zaragoza) y por el subidón del ambiente en la salida, pero enseguida me di cuenta, en el primer puerto, de que ni mi forma, ni el trazado, ni el día que hacía permitían esa alegría (alrededor de 4:40min./km). Así que decidí aflojar un poco el ritmo para poder disfrutar del recorrido y llegar en condiciones al Boulevard de San Sebastián. Siempre bebiendo en cada avituallamiento, y siempre chipiandome con el vaso (aunque a 25º os aseguro que se agradece). La animación es constante, pero más en los pueblos, y especialmente en Errentería, donde la gente está entregada de verdad. Y se agradece muchísimo, porque tengo que deciros que la carrera se me hizo bastante dura por ese subeybaja continuo.

Como siempre, mejor guardarse algo para el final, y entrar con fuerza en el Paseo de Zurriola para disfrutar de la llegada.

Por cierto, que la idea de plagar de arcos el último km no es lo mejor para la moral del corredor, que se piensa que ya llega, pero siempre queda un arco más que pasar ;)) Sólo lo bonito de llegar a meta por Zurriola y el Boulevard compensan esa plantación de arcos (y los ánimos de Ana y Rodrigo en ese último kilómetro!). El tiempo esta vez fue lo de menos, pero me quedé muy satisfecho entrando en 1:38:04 , teniendo en cuenta el parón de más de 1 mes desde el Maratón de Zaragoza y el día que nos hizo. Estos son los tiempos de paso:

ClasificaciónBehobia2015

Alguna foto de la carrera:

behobia-san-sebasti-n-2015-1225430-31025-3146

behobia-san-sebasti-n-2015-1225430-33729-3990

behobia-san-sebasti-n-2015-1225430-31487-2344

Y el video de la llegada a meta (segundo 16, 2:00:18 del reloj):

Y la foto más chula, con Ana y Rodrigo en la llegada (por cierto, un 10 para la comida y bebida que nos daba la organización a la llegada…la recuperación se hace mucho mejor con agua + isotónico + cerveza + bocadillo)

20151108_122034_HDR

Y la medalla de verdad, para completar el fin de semana en San Sebastián 😉

IMG_20151108_150924

Me queda lamentar el fallecimiento de José Javier Suescun en la carrera. Se está hablando mucho estos días de este tema, y no creo que haya mucho más que decir: Por desgracia, siempre habrá casos como éste, y más en eventos deportivos que reunan a más de 34.000 atletas populares para correr 20km. con un trazado rompepiernas y a más de 25º. Algunos de ellos podrían evitarse y otros lamentablemente no. Por mi parte, creo que la organización fue perfecta, con asistencia sanitaria cada pocos kms (más que en ninguna otra carrera, que yo recuerde) y avituallamientos sin escasez (al menos a la hora en que pasaba yo. Parece ser que más tarde sí que hubo alguna queja). Creo que unas reflexiones bastante acertadas son las de Alma Obregón en su post. Y creo que todos los que participamos en carreras populares debemos incrementar nuestra responsabilidad, tanto en la preparación (entrenamiento adecuado para cada uno, objetivos realistas, revisiones médicas, etc.) como durante la carrera, sabiendo que no todos los días nos encontramos igual, y que más vale adaptarnos y ajustar los objetivos sobre la marcha a las circunstancias de cada carrera. Con todo esto tenido en cuenta seguirá habiendo desgracias, pero al menos que no sea porque no ponemos de nuestra parte.

Y bueno, yo creo que después de esta reflexión un poco más sería, sólo queda acabar este post haciendo un balance extraordinario de la Behobia, que tiene que ir unida al fin de semana en San Sebastián para que la experiencia sea completa. Creo que repetiré.

Ahora toca retomar los entrenamientos de invierno en Zaragoza, con el cierzo, la niebla o lo que toque. Esta semana dimos por empezada la temporada con los compañeros de @runningZGZ. Y lo mejor de empezar la temporada: Pensar en las carreras del año que viene….

Nos vemos por aquí!

Parque Grande JA Labordeta